El cierre de Iker: El milagro de la vida. Por la que Rodríguez de la Fuente dio la suya