J. M. Nieves: "No creo en estas cosas pero escuché un ruido que me erizó la piel"