Los niños retornados, a debate