A. Suárez: "Existe un mercado negro donde se compran auténticas 'armas' informáticas"