J.M. Ahedo, jefe de Patrullas de la Ertzaintza (1984): "Lo que viví es imposible de olvidar"