Baltasar Magro: "Es imposible pensar que el Rey iba a apoyar y a aceptar el golpe"