¿Se han acabado los secretos y la privacidad en esta nueva era?