¿Qué hacer con las personas que se creen endemoniadas?