Las fotos captan unas pequeñas manchas