El niño perdido no sabe que está muerto