La península está atravesada por una corriente telúrica que viene del norte