El apelido Benamonde solo aparecía en los archivos de la Iglesia