Los chacales feroces trasmitían la rabia