Crean el primer robot humanoide que cree en Dios