La niebla fantasmal que recorre toda la región de la Codosera