Una mujer consiguió reducir a un oso polar que iba a atacar a su hijo