Las máscaras contra el horror de la Segunda Guerra Mundial