La escena del crimen de Martin Luther King fue cambiada horas después de su muerte