Rosa no debería haber dormido nunca en esa habitación: "Se me apareció un joven y minutos después nos dijeron que había muerto"