Una cara de bebé se cuela en el selfie de una espectadora