Los 'hombres de negro' que enterraron la versión de Juan Sillero para tomarle por loco