Un encapuchado con el rostro deformado aparece en una piscina junto a unos niños