El cierre de Iker rinde un emotivo homenaje al colaborador Pepe Ortiz