El cierre de Iker: "acabamos por recordar siempre las mismas cosas"