El cierre: La conspiración educativa