Iker Jiménez recuerda el exorcismo que le aterró: "Aquella niña tenía los ojos en blanco y la boca desencajada"