Testimonio real| Anabel López: "Noté como me tocaban en la frente, pero allí no había nadie"