Más allá del coma de María: “Me enfrenté a todos los miedos que alguien puede sentir”