Internet: el gran nido de la desinformación global en la era contemporánea