Iker Jiménez: “El impacto psicológico de estar viendo la maldad humana no es bueno”