“Nunca imaginábamos que un incendio podría provocar esta tragedia tan grande”