Nueva pelea en el fútbol juvenil: empujones y patadas en el campo