19 años, en tratamiento: la campeona olímpica más joven cuelga los patines por la anorexia