Un niño, colgado de un balcón de un centro para personas autistas