El pequeño héroe de la casa: sin extremidades y poniéndole el chupete a su hermano