50.000 euros por matar a uno de los hijos del león Cecil