La madre de la niña asesinada en Almonte asegura que los celos del acusado desaparecieron tras el crimen