El incendio de Portugal podría haber sido intencionado