En este restaurante el menú está hecho con... ¡chetos!