El huracán Irma baja a fuerza 4, pero sigue considerándose “extremadamente peligroso”