Los hoteleros de Mallorca crean una lista negra de turistas