“La familia del pequeño fallecido está destruida. No hay palabras que puedan reconfortarles”