El panorama desolador en la carretera de la muerte del incendio de Portugal