La ola de calor hace insoportables los últimos días de curso