Con bandera roja y sin socorristas: así comienza el verano en Cádiz