Diez horas en el aeropuerto de Valencia: 140 personas, incluidos niños, sin ser atendidos