Polémica en una playa de Gran Canaria por las familias que acampan todo el verano en la arena