“Maté a mi hijastro, sin apretarle mucho la tráquea para no machacarle”