Dos guardias urbanos de Barcelona, a juicio por un crimen en un triángulo amoroso