"En Londres, notabas la tensión en la Policía y la gente estaba expectante"